Terapias

Fisioterapia respiratoria

featured image

La fisioterapia respiratoria es un método terapéutico inocuo, sin efectos tóxicos o secundarios y de demostrada eficacia para el tratamiento de patologías de diferente índole, como son los procesos que afectan de forma crónica al sistema respiratorio (EPOC, asma, fibrosis quística, enfermedades neuromusculares), procesos agudos (neumonía, absceso pulmonar) o intervenciones quirúrgicas de gran complejidad (trasplantes pulmonares, cardíacos y hepáticos así como otras intervenciones cardíacas o de tórax) que permiten la supervivencia de pacientes que hasta hace unos años estaban condenados a una muerte temprana.

La fisioterapia respiratoria o masaje respiratorio es particularmente beneficioso en el caso de bebés afectados por bronquiolitis, asma, bronquitis u otras patologías respiratorias obstructivas. Se trata de una técnica destinada a drenar de secreciones y liberar las vías respiratorias mediante la aceleración del flujo expiratorio.

El bebé vuelve a respirar correctamente con lo que consigue dormir y alimentarse de manera normal. También es eficaz para evitar el reflujo gástrico, debido en muchos casos a la acumulación de secreciones en las vías respiratorias, que les provocan nauseas y el consiguiente vomito después de las tomas.