En el ámbito fisioterapéutico abundan las técnicas innovadoras que tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de los pacientes. A su vez, una de las más prácticas y con mayor adaptación a distintos tipos de problemas es el vendaje funcional. Ya que es un método empleado para la prevención de complicaciones futuras, pero que también se puede usar como un refuerzo añadido a un tratamiento existente.

Por estos motivos, a continuación te expondremos todo lo que necesitas saber sobre un vendaje funcional y los beneficios inmediatos y a largo plazo que se obtienen con ello.

¿En qué consiste el vendaje funcional?

El vendaje funcional es una técnica de la Fisioterapia en Zaragoza que consiste en la aplicación estratégica de vendas extensivas en el área de la lesión sufrida por el paciente. Del mismo modo, esto se hace con el propósito de evitar únicamente la repetición del movimiento que causó el desgarre, la contractura o la sobrecarga muscular.

Por ende, es el especialista el que determina el momento oportuno para su uso. Lo cual es bastante prudente tomando en cuenta que es una prioridad médica evitar movimientos compensatorios como la cojera, sin tener que limitar la movilidad. 

¿Cómo se aplica un vendaje funcional?

Siguiendo la idea, hay que mencionar que un vendaje funcional se realiza con tiras de esparadrapo. Ya que se amoldará a la piel para anular los vectores de fuerza muscular del gesto que se pretende bloquear.

Junto a ello, también está el hecho de que al tratarse de un vendaje a la medida, se obtiene cierta exactitud con la limitación del movimiento. De modo que este se podrá ir corrigiendo según el avance de la curación y según las necesidades circunstanciales del paciente. 

Además, eso implica que esta es una técnica personalizada que se adapta a cuerpos con distintos tamaños, volúmenes y tipologías. 

¿Para qué tipo de situaciones se recomienda el uso de un vendaje funcional?

Este es un método de sanación que prolonga el efecto restaurador de las sesiones de fisioterapia que trabajan a mayor profundidad los problemas del paciente. Al mismo tiempo, es ideal para las siguientes situaciones:

  • Evitar torceduras en los dedos en deportes como el voleibol.
  • Limitar la flexión y extensión del tobillo, rodillas, brazos y muñecas en un postoperatorio.
  • Controlar los síntomas de un esguince.
Call Now Button